Rodolfo Lasse Paniceres: «Milei emerge como el eco de la vida cotidiana»

  • Autor de la entrada:

El politólogo Rodolfo Lasse Paniceres, director del Estudio Par Consultores, analizó el resultado de las PASO. Como primera reflexión, se refirió a Javier Milei, una persona que dentro de sus análisis, venía apareciendo: «Es algo que veníamos viendo y dándole relevancia a una persona que se consolidó como una opción electoral real, como una opción presidencial real. Creo que el triunfo a Milei no es el triunfo de la derecha, ni la ultra derecha, es el triunfo de los problemas de la vida cotidiana. A diferencia de lo que parece en el primer análisis, quizá es el voto más racional de los tres espacios; es el triunfo de la vida cotidiana. Porque a gran parte de los votantes el sueldo no les alcanza, no tienen condiciones de seguridad laboral, no ganan en blanco. Pero no les alcanza para irse de la casa, para ir a alquilar, ni siquiera para hablar de ir a construir, tratan de ahorrar en una cueva. Y Milei propone darte un poco de seguridad y de certidumbre sobre esos pequeños problemas que el resto de los partidos no te habla, porque el peronismo te habla de derechos, le habla a una clase trabajadora formalizada que cada vez es menos en Argentina. Y Juntos por el Cambio te habla de volver al orden; y tenes que ser creíble para querés volver al orden y salir de la continuidad. El peronismo sigue en una lógica de que el Estado te salva. Y los votantes de Milei saben que el Estado no te salva, el Estado es la parte de los problemas. Por otro lado, al sujeto que le habla el peronismo, es a un sujeto de hace 50 años que ya hoy en día es una pequeña porción de la población económicamente activa».

Continuando con la entrevista, consultado en cuanto al contraste entre la sociedad argentina de hace 10 años y la actual, en la que se señala con el dedo a sectores sociales que se perciben con privilegios que otros sectores no poseen, dijo: «contra quienes se han manifestado es contra sectores ultracomodados, burocracias, profesionales de alto poder adquisitivo, como son las cúpulas de los dos grandes partidos; una casta política opulenta que no percibe los problemas de la sociedad. Yo me acuerdo cuando fue el intento de asesinato de CFK. Gran parte de la dirigencia del peronismo estaba horrorizada; con los problemas que tiene la sociedad, es decir, los problemas de los pobres nos llegaron a nosotros. Esa es la conclusión que yo saco; no es que hubo un intento de magnicidio, nos horrorizamos porque el problema de un pobre me llegó a mí que vivo en Recoleta. Una gran parte de la sociedad no se conmovió porque le pasa todos los días; todos los días te roban el celular, tenes que blindar tu casa, tenes que contratar un seguro, tenes que poner cámaras de seguridad, tenes que poner alarma. ¿Sabes lo que sale una alarma hoy en día? Sale medio palo una alarma. Entonces eso, la dirigencia no lo ve y esos problemas comunes, Milei no te promete que va a ser alarmas para todos. Te va a decir, mira, yo voy a dejar que más o menos tengas la libertad para emprender, para tener tu comercio en Marketplace, para que puedas vender un par de cositas en MercadoLibre y que puedas salir adelante sin que el Estado te ponga trabas. Decía una necesidad conlleva un derecho. Bueno, hoy en día el Estado cada emprendimiento conlleva un impuesto. Porque es básicamente eso también, o sea, cada iniciativa la intentan regular».

Al pedirle que compare este fenómeno actual que está sucediendo remite más a Trump, o a Bolsonaro, el Socio de Par Consultores respondió: «Yo creo que esto se parece más a Milei, tienen puntos en común, uno encuentra lugares comunes, pero Milei, es un loco solitario. Creo que en el riesgo que toma es donde la gente empatiza con él. Donde él dice un montón de cosas que, me ha pasado que las he planteado en equipos de campaña y lo que he detectado, la política tradicional tiene un código de etiqueta. Desde la izquierda hasta la derecha, tiene un código de etiquetación. No, se puede decir porque está mal, que uno tiene un nivel de riqueza superior, tenemos que mostrar mayor empatía con el ciudadano. No, no, porque esto me lo gané con la mía. Entonces, Milei detectó eso: detectó que hay una política que está totalmente divorciada de la sociedad. Y uno dice, no, pero mira que Milei es rico, trabaja para Eurnekian. Sí, trabaja para un privado y para el votante está bien. Y hay un aspiracional también ahí. Y en el tema de los impuestos, es parte de la construcción del Estado, y es parte de donde los gobiernos te dan cosas. Pero hoy en día, ¿qué beneficio tenés por pagar impuestos? Uno dirá, la escuela pública, la salud pública; el que puede manda a los hijos al privado, el que puede, tiene una obra social para atenderse en el privado, y de seguridad ni hablemos. Entonces también hay una crisis del Estado y de la dotación de servicios que dan que no son buenos. Los gestores deberán hacer su análisis ahí también; i vos ves la dotación de servicios hace 50 años con la calidad de ahora, claramente hay un problema del sistema político. Y nadie se hace responsable de eso».

Hacia el final de la entrevista, y tomando en cuenta la consulta relacionada a el grado de convencimiento de los votantes hacia Javier Milei y su propuesta, dijo: «Milei es la última apuesta de la sociedad antes de que se quiebre el sistema político. Nosotros tenemos problemas económicos no políticos. Lp político está estable desde 2001 y se estabilizó el sistema y tenemos grandes niveles de gobernabilidad. Milei es la última apuesta que hace la sociedad. Después de esto es la anarquía. Después de esto nosotros siempre dice: vamos camino a Venezuela, vamos camino a Perú. Al sistema político peruano de la inestabilidad del sistema político peruano y decir que no tenemos los sistemas de muerte cruzada que tiene Ecuador. Sino acá los gobernantes van a durar un año. Creo que si Milei es presidente, gran parte del sistema político deberá hacer el esfuerzo para sostenerlo y que tenga que hacer una buena gestión, que es lo que por ahí uno espera a pesar de que no comulga con las ideas. Y si la gestión no es muy buena, debe gestionarlo. Porque lo que viene, si no se sostiene, es mucho, mucho peor».