Juan Rivera: “Desde el último informe del IPCC, no se han invertido los recursos necesarios en políticas ambientales”

  • Autor de la entrada:
En este momento estás viendo Juan Rivera: “Desde el último informe del IPCC, no se han invertido los recursos necesarios en políticas ambientales”

El doctor en Ciencias de la Atmósfera y los Océanos, integrante del IANIGLA, y también parte del Panel Intergubernamental de Cambio Climático, Juan Rivera, dialogó con Revista Postdemia sobre el cambio climático en la región, la ausencia del mismo en los discursos políticos, y más.

Consultado en cuanto a si las políticas en cuanto a las emisiones de gas habían sido modificadas desde la última entrevista que tuvo el doctor en Ciencias de la Atmósfera y los Océanos, en 2021, donde había advertido sobre consecuencias en la vida humana como en el resto de la Biosfera si no se modificaban las políticas anteriormente nombradas, respondió: «La respuesta es corta, es simple y es, lamentablemente no. Han pasado las conferencias de las partes de las Naciones Unidas en dos oportunidades, 2021-2022, sin éxito o sin un lineamiento claro de las acciones a tomar en estas últimas reuniones. Esta se estuvo poniendo el foco en lo que es la reparación de daños, por ejemplo, yo soy un país que creció en los últimos años a expensas de quemar combustible fósiles. Esto genera una modificación en los patrones climáticos y, en líneas generales, los impactos de los fenómenos climáticos extremos son percibidos en mayor magnitud por los países que no tienen la capacidad de afrontar esos fenómenos. Entonces, lo que se buscó es establecer un mecanismo de financiación en donde los países que crecieron puedan financiar los daños, en muchos casos no corresponde o es injusto desde el punto de vista climático porque son los países que más sufren; existe una deuda pendiente incluso desde el punto de vista científico, porque fíjate que la última vez que hablamos, hablamos en el marco del último informe del IPCC, y casi que no hay el conocimiento ancestral en términos climáticos, casi que no está incluido en ese tipo de informes. Entonces, se está dejando afuera una parte de la población que tiene un conocimiento ancestral que viene de hace muchísimos años y todavía no tenemos la capacidad de incorporarlo. Me parece que era una deuda pendiente desde el punto de vista científico y ni que hablar la deuda que tiene el sector político con estos pueblos, que, obviamente, no son marginados en este tipo de negociaciones».

Tomando en cuenta la pregunta relacionada a la ausencia de propuestas vinculadas al cambio climático en los discursos políticos de los principales candidatos y candidatas, Juan Rivera dijo: «lamentablemente, son temas que si miramos lo más importante de Economía, seguridad, medio ambiente queda como en un tercer cuarto, puesto dentro del debate político. Y, me parece que no es algo menor frente a esto que hemos mencionado al principio de la nota. Estamos rumbo a ser el, a registrar el año más caluroso de que se tenga registros, por lo menos en los últimos 170 años, no solo mirando al hemisferio norte, a escala global, e incluso para Argentina, porque más allá de estos de estos episodios de nevadas invernales en la región patagónica, de líneas generales, de buena parte de Argentina, registrado en invierno relativamente cálido. Entonces, frente a esta realidad, me parece que el negacionismo no tiene, no tiene lugar y me parece que tiene que instalarse un debate serio en torno a políticas ambientales, pensando en que estamos viviendo como la puerta de entrada a lo que se viene a futuro, que sabemos en términos de proyecciones climáticas, en términos de que no se tomaron las medidas necesarias para reducir las emisiones de combustible fósiles, que el futuro va a ser peor».

Relacionando la charla a la confluencia de los ríos Limay y Neuquén, el integrante del IANIGLA dijo: «en los últimos años tenemos esta tendencia que los caudales en toda la región del Comahue sean deficitarios. Esto se va a prolongar a futuro, y la magnitud de ese déficit va a ser proporcional al escenario que consideremos en términos de emisiones de gases de efecto invernadero. Los escenarios más pesimistas, pero te estoy leyendo una conclusión de una investigación propia. Estamos hablando de entre 30 y 50 por ciento de déficit para el río Neuquén hacia fin de siglo. Imagínate la que trae, en promedio, la mitad del caudal actual, un escenario sumamente preocupante, pensando que la cantidad de población se va a incrementar a lo largo del tiempo, absolutamente, va a ejercer una presión extra sobre el recurso hídrico, porque hay que abastecer de alimentos a esa población; se van a tener que tomar medidas de adaptación, urgentes, para tratar de satisfacer la demanda futura».